La rueda calendárica Maya

La rueda calendárica Maya

Rituales Profecias Mayas

La rueda calendárica Maya

Las grandes civilizaciones antiguas de Mesoamérica desarrollaron calendarios precisos, sus grandes conocimientos en astronomía les permitió estudiar el tiempo de una manera muy compleja. La precisión del calendario Maya se debe a la cuenta continua e ininterrumpida de los días.

Los mayas llevaban varias cuentas calendáricas diferentes o independientes de la cuenta larga, siendo la cuenta de 260 días y la de 365 días las más importantes, la combinación de estos dos calendarios o conteos es lo que se conoce como Rueda Calendárica.

CALENDARIO DE 260 DÍAS: TZOLKIN (Calendario Sagrado)

El calendario Tzolkin, donde algunas traducciones le han llamado el camino serpeante de los días, corresponde a una cuenta de 260 días,  

Existen muchas especulaciones sobre el conteo del Tzolkin, llamado también «División de los días», el razonamiento para el desarrollo de un recuento de ciclos de 260 días sugiere que pudo  ser creado para ayudar a realizar un seguimiento de la gestación humana, también se le ha atribuido su desarrollo por la duración del ciclo agrícola del maíz, o el período de intervalo entre dos pasos cenitales del sol. 

Aunque este ciclo de 260 días tiene una gran importancia de tipo religioso o mágico para los antepasados Mayas. 

Lo que es universalmente acordado con certeza son las ‘relaciones matemáticas del calendario’, utilizando los números 13 y 20 que se consideran de gran relevancia para todas las culturas de Mesoamérica y específicamente útil a la Maya para sus propósitos de adivinación o premonitorios. Cuando estos dos números se multiplican el resultado es igual a 260. Así esta matriz 13 x 20 es el núcleo esencial del calendario Tzolkin y la base para su funcionalidad dentro de la sociedad Maya.

Esta cuenta consta de los números del 1 al 13,  y 20 signos jeroglíficos que representan cada día, y ambos formaban un doble engranaje. 

El engranaje de los 20 días comenzaba a girar con el número 1, seguido por el 3,5, 7, 9, 11, 13, 2, 4, 6, 8, 10, y terminaba con el 12, y el proceso volvía a comenzar. Esto continuaba hasta que se completaban todas las combinaciones hasta finalizar con 260 días, sin repetirse la combinación entre número y día. 

La representación de cada uno de los días fue tan importantes  que cada uno se asoció con su propia deidad particular y dado un glifo dentro de su respectivo dialecto. 

A continuación los 20 días en el Tzolkin junto con el nombre de la deidad y glifo.

CALENDARIO DE 365 DÍAS: HAAB (Calendario Civil)

El calendario llamado Haab se basa en el recorrido anual de la Tierra alrededor del Sol en 365 días.

Existen dos componentes principales que componen el calendario Haab. La primera consiste en un período de 18 meses cada uno de 20 días, llamado un «Tun». El segundo es un período final de 5 días llamados «Wayeb» (o «Uayeb»). Cada uno de los 18 meses se conoce como un «Winal» (o «Uinal»). A diferencia de nuestro calendario moderno, los meses mayas no varían en el número de días, cada uno consta de 20 días (Kin 20). 

Mientras que los primeros 18 meses de periodos de 20 días creando el Tun eran considerados días normales y productivos, los siguientes 5 días  “Wayeb” fueron un período de prácticas rituales tradicionales. Al final del calendario de 365 días, los últimos 5 eran dedicados por los mayas al ayuno y sacrificio a los dioses. Así, la mayor parte del tiempo durante el Wayeb se centró en la preparación para el nuevo ciclo del calendario Haab. 

Por lo tanto el Wayeb se usó como un tiempo para la reflexión profunda sobre las bendiciones presentes y la anticipación de un nuevo ciclo Haab,  el año nuevo maya.

Representación de los meses y del periodo Wayeb.

Rueda calendárica de 52 años (combinación de calendarios Tzolkin y Haab) 

La Rueda Calendárica es un término dado para el ciclo de 52 años compuesto por 18.980 días utilizados en los sistemas del antiguo calendario de Mesoamérica. Sería un ciclo de 52 años que combina las fechas de los calendarios Tzolkin y Haab.

Una definición más amplia de este calendario sería que es un ciclo de 52 Haab (o 73 ciclos Tzolkin) .Un pleno reconocimiento de la rueda calendárica implica comprender que mientras los calendarios Tzolkin y Haab ejecutan sus respectivos ciclos independientes entre sí, cada 52 años el primer día del calendario el Tzolkin y el Haab coincidirá en el mismo día.  Por tanto ese evento marcaría el inicio de un nuevo ciclo de la Rueda Calendárica. Matemáticamente esto puede determinarse por encontrar el mínimo común múltiplo divisible por tanto el ciclo del Tzolkin 260 días y de los 365 días del Haab. En este caso es 18.980 días o 52 años.

Al culminar el ciclo de 52 años era motivo de  celebración por todas las culturas mesoamericanas. Aunque los aztecas realizaron ceremonias al final del calendario para apaciguar sus dioses, no es claro si los antiguos Mayas compartían esta creencia. Sin embargo, ambas culturas practicaban una ceremonia conocida como el fuego nuevo. Los mayas celebraban la culminación de cada periodo en Chichen Itza donde se genera una convergencia donde de las Pléyades y un cenit solar se alinean con la pirámide de Kukulcán cada 52 años. 

error: Content is protected !!